Sal hay en muchos sitios. Realizarlo en Mallorca ha sido el éxito del proyecto.

Katja Wöhr
Ver + casos de éxito

Inicio >

Sectores productivos y emergentes >

Agricultura, ganadería y pesca

Buscador

Lo buscado

Eventos

< Agosto 2017 >
lmmjvsd
1 2 3 456
7 8 9 10 111213
14 15 16 17 181920
21 2223
24 252627
28 29 30 31

Sectores productivos y emergentes

Agricultura, Ganadería y Pesca

En las Islas, en el año 2015, la superficie de tierras de cultivo representa un 34% de la superficie total (499.166 hectareas). Del total de la extensión agrícola, un total de 98.477 hectáreas están dedicadas al cultivo herbáceo, básicamente cereales para grano y cultivos de forraje; un total de 70.481 hectáreas al cultivo leñoso, mayoritariamente frutales y algarrobos; y el resto de territorio pertenece a tierras no ocupadas y barbecho.

En el año 2015, las Islas Baleares tienen una flota pesquera formada por 317 embarcaciones, de las cuales 178 son de Mallorca, 67 de Menorca, 49 de Ibiza y 23 de Formentera.

La agricultura y la ganadería ecológicas, que consisten en la obtención de alimentos mediante técnicas que excluyen el uso de productos químicos de síntesis (fertilizantes, estimulantes del crecimiento, plaguicidas etc.) así como los manipulados genéticamente, con los objetivos de preservar el medio ambiente, mantener la fertilidad del suelo y proporcionar alimentos con todas las propiedades naturales, sostenibles a largo plazo.

La producción agraria ecológica se encuentra en un proceso de expansión constante. Según datos del Consell Balear de la Producció Agrària Ecològica (CBPAE), en el año 2014 hay en las Islas Baleares 29.391 hectáreas dedicadas a producción ecológica y 711 operadores inscritos. De estos, 505 son productores Y 206 elaboradores. Desde el año 2007 al 2014 se ha producido un incremento del 51,1% de la superficie destinada a producción agrícola ecológica (de 19.450 hectáreas en el 2007 a 29.391 en el año 2014).

La Administración`pone en marcha planes de acción que incluyen la incorporación de etiquetas ecológicas para certificar la calidad de los productos, hecho que crea ventajas competitivas respecto de otros productores.

Los productos que destacan en este ramo son: frutas, hortalizas, uvas, aceitunas, naranjas, limones, hierbas aromáticas y medicinales, almendras y frutos secos.

El mercado de la ganadería ecológica si bien está en crecimiento choca con la insuficiencia de recursos alimenticios que se producen en las Islas Baleares. En el año 2014, el nombre de explotaciones ganaderas inscritas en el CBPAE es de 295, alrededor de un 3% más que las inscritas en el año 2007.

La agricultura integrada constituye un punto intermedio entre la agricultura convencional industrializada y de altos consumos, que prioriza las elevadas producciones, y la agricultura ecológica. Hace un uso preferente de métodos de bajo impacto ambiental pero no se acoge a determinadas limitaciones y compromisos que son propios de la agricultura ecológica.
Sus principales objetivos son:
- Integrar recursos naturales y los mecanismos de regulación con el objetivo de minimizar las aportaciones exteriores de todo tipo( abonos, agua, energía,...)
- Asegurar una producción sostenible de alimentos y de otros productos, mediante la utilización preferente de tecnologias y productos respetuosos con el medio ambiente que minimicen la contaminación.
- Mantener las múltiples funciones de la agricultura y la rentabilidad de las explotaciones agrícolas.
Legislativamente no existe una amplia normativa sobre la producción integrada. Directrices, técnicas y estrategias, así como normas para la pràctica han sido establecidas de manera pactada y concreta por la Organización Internacional de la Lucha Biológica Integrada (OLIB).

España ha sido un país pionero en potenciar la producción integrada, teniendo como elemento clave la creación de las Agrupaciones para el Tratamiento Integrado de la Agricultura. El proceso fue impulsado por diferentes comunidades autónomas, entre ellas la Islas Baleares.

Viticultura. En las Islas Baleares ha habido desde hace siglos una arraigada cultura del vino, propia del Mediterráneo, si bien desde finales de la década de los ochenta ha surgido un especial interés por mejorar la calidad de los productos vinícolas.

Destaca el papel de las denominaciones de calidad, que permite diferenciar los productos de las Islas Baleares con características diferenciadas y vinculadas al medio geográfico. En el grupo de vinos destacan las denominaciones de origen: Binissalem i Pla de Llevant y los vinos de la tierra: Mallorca, Ibiza, Isla de Menorca, Formentera, Serra de Tramuntana-Costa Nord y Islas Balears. En el año 2015 aumenta la producción total de vino un 12% interanual (hasta un 32% aumenta la producción de vino bajo denominación de origen, mientras que disminuye un 3% la producción de vino de la tierra).

En relación a las denominaciones de bebidas alcohólicas, cabe citar entre otros, Palo de Mallorca, denominació geogràfica Herbes de Mallorca, denominació geogràfica Herbes Eivissenques, i Gin de Menorca.

En la actualidad, entre las denominaciones de calidad consolidadas a nivel internacional, destaca de forma muy significativa la indicación geográfica protegida Sobrassada, la denominación específica Ensaïmada de Mallorca y Ametlla de Mallorca, así como la denominación de origen Maó-Menorca (formatges), la de Oli de Mallorca y la de Oliva de Mallorca.

Entre las marcas de garantía se encuentran PMS (Porc Mallorquí Selecte), presentada por la Asociación Provincial de Productores de Bestiar Porcí de PIMEM (Pequeña y Mediana Empresa de Mallorca) a principios del año 2002 con el objetivo de ofrecer al mercado un producto claramente diferenciado, de indiscutible calidad y con todas las garantías de control sanitario para el consumidor; MMS (Me Mallorquí Selecte), creada y registrada por la Asociación del Me Nostro, es la marca de carnes de ovino procedentes de animales criados en las condiciones más óptimas para ofrecer un producto diferenciado y de una calidad garantizada y la marca ESMEL, propiedad de la Agrupación para la defensa de la Abeja Autóctona Mallorquina, que autoriza el uso de la marca si se presenta una miel de calidad diferenciada y garantizada, sin ningún tratamiento químico; y la marca de garantía para tomate de ramellet un tipo de tomate muy apreciado en Mallorca por su sabor y aroma característicos, la elevada conservación y la aptitud para empapar el pan en la elaboración del tradicional "pan con aceite"

Destacan como razas autóctonas el puerco negro y el ganado ovino, adaptado a las condiciones del clima y biografía balear.

En el mismo marco encontramos la promoción de las Agrorutas del Buen Gusto, que permiten conocer los productos de las islas y sus principales productores, a través de toda una serie de rutas que permiten la visita a distintas empresas agroalimentarias isleñas.

Para más información, se puede visitar
Instituto de calidad agroalimentaria de las Islas Baleares (IQUA) 

 

Guía del inversor

Descargar PDF

© 2008 Invest in Balearics. Sobre Invest-in-Balearics. Condiciones de uso. Política de privacidad. Contacto. Mapa Web